miércoles, 9 de noviembre de 2011

MI QUERIDA MUÑECA MAIC...

Ayer, mientras te confeccionaba este vestidito, tengo que confesar, que de nuevo salió la niña que queda en mí..., ¡ay! ¡cómo pasan los años de deprisa!, llegaste a mí un feliz día de Reyes de hace muchos años..., todavía lo recuerdo..., en cuanto te vi tan bonita, en esa gran caja con todos tus vestiditos, supe que serías muy especial, con ese olor tan característico..., ¡mi muñeca preferida!, ¡cuántas horas de juego compartimos...!, te bañaba, te peinaba, te cambiaba los vestiditos y los pañales, te daba de comer aquellas papillas imaginarias, ¡qué tanto te gustaban!, ¿te acuerdas?, ¡qué bien te portabas!, dormías siempre, llorabas lo justo y te lo comías todo..., algún domingo soleado, te sacaba a pasear en el cochecito, y en los viajes familiares, te preparaba tu maleta y allí que ibas conmigo..., ¡qué bien lo pasábamos!; luego crecí..., y ya no te llevaba conmigo..., ni jugaba..., eso sí, en una estantería destacada de mi dormitorio ocupabas tu lugar merecido, y desde ahí contemplabas silenciosa, cómo esa niña que tanto había jugado contigo se hacía mujer...
MAIC MI MUÑECA

5 comentarios:

MARIA dijo...

Esta historia me suena, ¡quizás mi muñeca te la pudiera contar!
Besos, Mª José (majogonga)

MARY Y VIGES dijo...

Qué linda!!

Paloma dijo...

Llevas razón, que rápido pasa el tiempo y que importante es ser feliz en la infancia, porque esos recuerdos no se olvidan nunca.

piwiky dijo...

Que bonito Carmen, creo qeu a todas nos da una puntadita el corazón..porque tenemos un recuerdo parecido.
BESOSSSSSSSSSS
Supongo que estaras disfrutando de creativa, ¿no?

Carmen dijo...

Ayss que bonitos estos recuerdos !!!!!
me suenan ... me suenan .... :))

Besitoss !!!